Breaking News

Técnicas para hablar en publico


Hablar en publico

Casi todos se sienten un poco nerviosos al hablar en publico. Siga algunas pautas básicas para la preparación y realización, y puede transformar su nerviosismo en energía positiva que logre los resultados que desea.

Secretos para hablar en publico 

Los secretos para presentaciones exitosas son simples, basados ​​en el sentido común. Muchas personas, sin embargo, no pueden emplearlos.

Paso uno: Propósito

¿Cuál es el propósito de tu presentación? Hay muchas razones para hacer un discurso o anuncio, y necesita definir claramente su objetivo. ¿Tiene que entregar malas noticias a su departamento? ¿Necesita una decisión de sus superiores sobre una situación empresarial problemática? ¿Tienes una solución y quieres convencer a la gente? ¿Estás tratando de vender una solución o producto?

La mayoría de los presentadores intentan persuadir a su audiencia a comprar ideas específicas. Deben inspirar y motivar suficientemente a los oyentes para que actúen o den luz verde para actuar sobre las soluciones sugeridas.

Deben guiar a su público a través del proceso de toma de decisiones para que los miembros lo puedan seguir. A menos que crean que "poseen" la decisión, no actuarán en consecuencia.

Es fundamental evitar explicar todo por ellos. Es importante que se les permíta "ver" cuáles son los problemas y qué decisiones se necesitan. Ellos estarán felices de participar en la búsqueda de soluciones y entusiastas de actuar en consecuencia.

Paso dos: conoce a su público

Una audiencia no se compone meramente de las personas a las que se enfrenta cuando pronuncie su discurso. También incluye a aquellos que pueden verse influenciados o afectados por la propuesta. Antes de pensar qué decir, se debe determinar quién es su audiencia y qué necesitarán para estar de acuerdo con su argumento.

Asegúrese de vender los beneficios de su solución, no las características. Por ejemplo, si su nuevo programa beneficia a la empresa al ahorrar tiempo y dinero, esto es lo que debe destacar. Atraerá a su audiencia mucho más que cualquier discusión sobre las características reales del programa. Siempre enfóquese en los intereses de tu audiencia.

Paso tres: estructurar su presentación

La mayoría de las veces, es aconsejable abrir con una historia que revele una imagen del problema en cuestión. Las historias involucran a las personas, especialmente si son personales y reales. Crean una conexión auténtica y captan la atención de la gente. Recuerde: sus primeros 30 segundos son los más cruciales.

Haga un seguimiento de su historia con un análisis honesto del problema y resáltelo con estadísticas de investigación. Internet hace que esta parte de su tarea sea fácil, pero tenga cuidado de no dedicar demasiado tiempo a las estadísticas.

Luego, presente la solución. Estas son las "cosas buenas", ya que la gente quiere saber que el alivio está a la vista. Explique los beneficios a su audiencia.

Fortalecimiento de su presentación

Si usa diapositivas o gráficos de PowerPoint, no se apegue demasiado a ellas. Deben complementar su charla e ilustrar puntos clave, no dar la presentación por usted. No use gráficos que contengan cada palabra que diga, y nunca lea directamente de la pantalla.

Limite el texto a los subtítulos, que deberían ser lo suficientemente grandes como para leerlos desde la parte posterior de la sala. No hable a la pantalla en lugar de a su audiencia. Y siempre esté preparado para la posibilidad de una falla de energía o tecnológica; traiga folletos y tenga una forma alternativa de pronunciar su discurso en caso de que no haya pantalla.

Manejando la ansiedad

Algunos expertos sugieren memorizar los primeros 60 segundos de su discurso. Si haces esto, asegúrese de que suene natural y auténtico. Como es probable que inicie con una historia personal, preséntese y explique por qué su tema es tan importante para usted. Esto hace que los primeros 60 segundos suenen naturales, incluso si memoriza su texto.

No llame la atención sobre su nerviosismo diciéndole a su público al respecto. Puede compartir sus sentimientos, pero no sus ansiedades. Su objetivo es presentarse auténticamente, como un ser humano real.

No se inquiete ni juegue con su cabello, ropa o partes del cuerpo. Practique su discurso frente a un espejo tan a menudo como pueda y minimice los tics nerviosos parándose detrás de un podio, si es necesario. Practique dibujando una respiración profunda para una relajación instantánea.





QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Ingresa tu email:

Por FeedBurner

No hay comentarios